Principales estadísticas (anuales) - Población económicamente activa


La población económicamente activa la constituyen todas aquellas personas que durante el período de referencia especificado pueden clasificarse como personas con empleo o como personas desempleadas, es decir, que aportan trabajo1. Si el período de referencia es corto, por ejemplo un día o una semana, se utilizan con frecuencia los términos "fuerza de trabajo" o "población actualmente activa". Si el período de referencia es largo, por ejemplo un año, puede utilizarse el término "población habitualmente activa".

Las estadísticas que aparecen en los cuadros 1A y 1B son, en su mayoría, el resultado del último censo de población disponible (A), o de la última encuesta por muestra de la fuerza de trabajo (BA), tal como indica el código que figura a la derecha del nombre del país2; en algunos casos pueden estar basadas en estimaciones oficiales (E).

El campo de cobertura de las estadísticas presentadas difiere entre países debido al tratamiento de ciertos grupos, como fuerzas armadas, hermandades religiosas, personas que trabajan en empresas familiares sin sueldo, personas en busca de un primer empleo, trabajadores estacionales o personas ocupadas en actividades económicas a tiempo parcial. En ciertos países no se incluyen en la población económicamente activa a todos o a algunos de estos grupos. Cabe destacar que la población económicamente activa no abarca a estudiantes ni personas jubiladas que no trabajan ni buscan empleo, a las personas que sólo realizan labores domésticas en su propio hogar, rentistas, y a las totalmente dependientes de otras. En la práctica, en la mayor parte de los países las estadísticas no incluyen a las personas que viven en colectividades, como prisiones o conventos. Así pues, la comparabilidad de las estadísticas de los distintos países se ve limitada por los detalles de las definiciones utilizadas y de los grupos que abarcan, así como por diferencias en los métodos de recolección, clasificación y tabulación de los datos básicos. El período de referencia también puede constituir un factor importante de disparidad: en algunos países, las estadísticas sobre la población económicamente activa se refieren a la situación real de cada individuo el día del censo o de la encuesta o durante un breve período específico, como la semana immediatamente anterior a la fecha del censo o la encuesta; mientras que otras sólo registran la situación habitual de cada persona, generalmente sin ninguna referencia explícita a un período determinado. También cabe señalar que el intervalo de edad especificado para recopilar información sobre la población económicamente activa varía según los países3.


Cuadro 1A

Población total y población económicamente activa, por grupo de edad

Este cuadro presenta estadísticas sobre la población económicamente activa y su relación con la población total, por sexo y grupo de edad. Los límites de edad inferiores y/o superiores que se utilizan en la recopilación de información sobre la población económicamente activa están indicados entre paréntesis a la derecha del nombre del país. Por ejemplo: (+ 15) significa que se incluyen las personas de 15 años de edad y más; (15-74), que se incluyen las personas con edades comprendidas entre 15 y 74 años; (...) que los límites de edad no están disponibles; (.) que no se aplican límites de edad. Para la mayoría de los países se dan dos totales: del primero (penúltima línea de cada cuadro, en cursiva), se pueden obtener tasas de actividad específicas, es decir razones (expresadas en porcentajes) entre la población económicamente activa de 15 años de edad y más y la población total del mismo grupo de edad. En la última línea de cada cuadro se presentan, en negrita, las tasas brutas de actividad, es decir razones (expresadas en porcentajes) entre el total de la población económicamente activa y la población total de todos los grupos de edad, comprendidas las personas que no tienen la edad de trabajar.

Al interpretar las tasas brutas de actividad, es decir el porcentaje de la población total de toda edad que es económicamente activa, cabe recordar que la dimensión relativa de cada grupo de edad, por sexo (y en particular del de menos de 15 años de edad), influye en las tasas brutas de actividad que se presentan. Los países con muchos jóvenes (o viejos), en su mayoría inactivos, presentarán tasas brutas de actividad menores que los países con menos jóvenes (viejos). También cabe tener presente las repercusiones de las distintas definiciones, según los países, de la población económicamente activa. Pueden afectar específicamente a la comparabilidad entre tasas de actividad relativas a las mujeres, porque en muchos países un número relativamente elevado de mujeres trabaja sin remuneración como ayudas familiares en establecimientos agrícolas o industriales familiares, y porque difieren los criterios de los distintos países para determinar hasta qué punto estos trabajadores familiares forman parte de la población económicamente activa. Ciertos países sólo incluyen a los trabajadores familiares que trabajan más de un tercio de las horas normales de trabajo por día. En algunos países, las preguntas correspondientes pueden formularse de manera que, muchos encuestados, especialmente mujeres, parecen responder de tal modo que no se las considera económicamente activas. También deben compararse con precaución las tasas de actividad de los jóvenes, en virtud del diferente tratamiento que dan los países a los trabajadores familiares no remunerados, los desempleados sin empleo anterior, y los estudiantes con una actividad económica a tiempo parcial.

Cabe señalar que las estadísticas correspondientes a un año y país en particular aparecen únicamente en el Anuario correspondiente. No obstante, en futuras ediciones se indicará el nombre del país, el año de las últimas estadísticas disponibles y la edición en la que aparecen4.


Cuadro 1B

Población económicamente activa, por nivel de educación y grupo de edad

El cuadro 1B muestra, para cada sexo y grupo de edad la distribución de la población económicamente activa según el nivel de educación más elevado, para el último año disponible. Se ha diseñado de modo que permite la comparación entre los niveles de educación alcanzados por estos diferentes grupos de la población en un mismo país, así como entre el nivel de instrucción de la población económicamente activa de los distintos países. Los niveles que se indican en el título del cuadro corresponden a la Clasificación Internacional Normalizada de la Educación (CINE) de la UNESCO, sea en su versión de 1976 o de 1997, según las estadísticas que han facilitado los países.

Dado que la mayoría de las personas reciben su educación mientras son jóvenes, cabe que se hayan aplicado distintos sistemas de educación a personas de distintos grupos de edad incluso en un mismo país, o que algunas hayan recibido la educación en el extranjero. Por consiguiente, puede ser difícil establecer grupos homogéneos de nivel de instrucción para la población, y las comparaciones entre grupos de edad pueden resultar no muy precisas. Además, muchos países pueden encontrar dificultades a la hora de establecer correspondencias entre sus clasificaciones nacionales y la CINE, especialmente con respecto a los programas de formación profesional o técnica, los programas de breve duración y los de educación de adultos (que se sitúan alrededor de los niveles 3 y 5 de la CINE 76 y de los niveles 3, 4 y 5 de la CINE 97). Para los programas que culminan en la obtención de un diploma o título de tipo universitario pueden plantearse dificultades cuando, por ejemplo, sólo se otorga un diploma o cuando el primer diploma sólo se obtiene tras haber cursado un cierto número de años que superan la duración media de la primera etapa de los programas de estudios superiores (como es el caso de, por ejemplo, las profesiones médicas). Por consiguiente, la duración y el contenido de los programas nacionales agrupados en el mismo nivel de la CINE pueden ser comparables sólo aproximadamente, ya sea entre países o entre grupos de edad de un mismo país.

El criterio utilizado para determinar el "Nivel de educación" difiere entre los países, pero suele ser uno de los siguientes: i) han completado el programa; ii) han asistido a los cursos del programa; iii) han obtenido el diploma que culmina el programa. La CINE recomienda el primer criterio, que parece ser el más utilizado.

En el apéndice de clasificaciones figuran presentaciones abreviadas de las versiones de 1976 y 1997 de la Clasificación Internacional Normalizada de la Educación (CINE).

Como para el cuadro 1A, cabe señalar que las estadísticas para un año y país en particular aparecen únicamente en el Anuario correspondiente. No obstante, en futuras ediciones se indicará el nombre del país, el año de las últimas estadísticas disponibles y la edición en la que aparecen.


Notes

1 Para la definición de "personas con empleo" véase la introducción al capítulo 2. Para la definición de "personas desempleadas" véase la introducción al capítulo 3.

2 Para más información sobre los códigos utilizados, así como sobre las fuentes y campos que abarcan las estadísticas, véase "signos y símbolos utilizados en los cuadros".

3 Para información sobre el alcance, definiciones y métodos de cálculo de las estadísticas de muchos países véase OIT: Fuentes y métodos estadísticos, volumen 3, tercera edición: "Población económicamente activa, empleo, desempleo y horas de trabajo (encuestas de hogares)" (Ginebra, 2003) y volumen 5, segunda edición: "Población total y población económicamente activa, empleo y desempleo (censos de población)" (Ginebra, 1996). Todas las descripciones actualizadas se encuentran en el sitio web: http://laborsta.ilo.org.

4 En 1990 la OIT publicó el Anuario de estadísticas del trabajo, Edición retrospectiva sobre los censos de población, 1945-1989. El estudio presenta estadísticas de 184 países, zonas y territorios de todo el mundo, que incluyen datos estadísticos sobre la población económicamente activa por grupo de edad, situación en la ocupación, industria y ocupación, provenientes de 559 censos de población realizados desde 1945. Puede encargarse al Departamento de Publicaciones de la OIT, Oficina Internacional del Trabajo, CH-1211, Ginebra, 22, Suiza.