Principales estadísticas (anuales) - Horas de trabajo


Las horas de trabajo se refieren a todo período de tiempo dedicado por las personas a actividades que contribuyen a la producción de bienes y servicios dentro de los límites de producción definidos por el Sistema de Cuentas Nacionales de las Naciones Unidas.

Los diversos tipos de estadísticas sobre las horas de trabajo presentados en el Capítulo 4 se indican en los cuadros con los siguientes códigos1:

  • (a) Horas efectivamente trabajadas
  • (b) Horas pagadas
  • (c) Horas habitualmente trabajadas
  • (d) Horas normales de trabajo

Las series cubren generalmente a los asalariados de ambos sexos, independientemente de su edad. Alrededor de la mitad de las series presentan datos separadamente para hombres y mujeres.


Definiciones

Desde 1962 existen normas estadísticas internacionales únicamente para las horas efectivamente trabajadas y las horas normales de trabajo, adoptadas por la décima Conferencia Internacional de Estadísticos del Trabajo2. Están confinadas a los trabajadores asalariados y describen situaciones de trabajo que son típicas de los trabajadores de producción en establecimientos manufactureros. Estas normas sirven de guía para los países cuando producen sus estimaciones nacionales, pero ahora las definiciones nacionales son mucho más completas. Es por esta razón que se están revisando estas normas internacionales para mejorar la cobertura de trabajadores y de situaciones de trabajo, así como para reflejar mejor los diversos arreglos de trabajo. Se espera que la 18ª Conferencia Internacional de Estadísticas del Trabajo adopte nuevas normas internacionales que incluirán también conceptos tales como las horas habitualmente trabajadas y las horas pagadas. Los siguientes párrafos proveen definiciones para cada uno de estos conceptos tal como se miden comúnmente en los países.

El concepto de las horas efectivamente trabajadas se refiere al tiempo que las personas ocupadas dedican a actividades laborales durantes un período de referencia especificado, incluyendo:

  • (a) tiempo dedicado directamente a la producción (produciendo bienes y servicios, incluyendo las horas extraordinarias pagadas y no pagadas);
  • (b) tiempo dedicado a facilitar la producción, necesario para las actividades laborales o para mejorar la eficiencia de las personas (diseñando, preparando y manteniendo el lugar de trabajo, procedimientos, herramientas, incluyendo recibos, fichas de tiempos e informes), tiempo para cambiar de ropa, actividades de transporte (de puerta en puerta, trayendo productos agrícolas al mercado) y formación relacionada con el trabajo;
  • (c) tiempo entre actividades principales (esperando clientes, tiempo muerto por razones tales como la falta ocasional de trabajo o electricidad, paro de máquinas, o accidentes), tiempo de viaje para atender reuniones o asignaciones de trabajo, tiempo de guardia (como para los trabajadores de la salud o de servicios técnicos);
  • (d) tiempo de reposo (breves períodos de descanso o refrescamiento incluidas las interrupciones para tomar té, café o rezar.

Las horas efectivamente trabajadas excluyen el tiempo no trabajado, que sean pagado o no, tales como:

  • (a) las vacaciones pagadas, días feriados pagados, ausencias por enfermedad o maternidad;
  • (b) las interrupciones para las comidas;
  • (c) el tiempo dedicado a ir desde el domicilio del trabajador al lugar de trabajo y viceversa, que no es tiempo dedicado a trabajar.

Las horas efectivamente trabajadas cubren a todos los tipos de trabajadores, que sean independientes o asalariados; pueden ser pagadas o no y llevarse a cabo en cualquier lugar, incluyendo la calle, el campo, el domicilio del trabajador, etc.

El concepto de las horas pagadas abarca a los trabajadores con un empleo asalariado y cubren todas las horas, trabajadas o no, que han sido pagadas por el empleador. Cuando se comparan con las horas efectivamente trabajadas por los asalariados, incluye todas las horas pagadas, aun las que no se trabajan, tales como las vacaciones anuales, los días feriados, ausencias por motivo de enfermedad y otros permisos pagados, y excluye todas las horas trabajadas pero no pagadas (por ejemplo, las horas extraordinarias no pagadas).

El concepto de horas normales de trabajo abarca a un subconjunto de los asalariados, esto es, los que están cubiertos por la legislación o reglamentos laborales, y se relaciona con las horas diarias, semanales o anuales que se espera que estos asalariados estén a la disposición de su empleador, de acuerdo con dicha legislación, acuerdo colectivo o laudos arbitrales. Cuando se compara con las horas efectivamente trabajadas de los asalariados, las horas normales excluyen todo el tiempo extraordinario (pagado y no pagado) pero incluyen todo el tiempo pagado con tasas normales aun cuando no se trabaja.

Las horas habitualmente trabajadas se relacionan con las horas semanales más comúnmente trabajadas por personas con empleo asalariado o independiente durante un período de referencia largo, tal como un mes, una estación o cualquier otro período largo, esto es, es el valor típico de las horas de trabajo semanales. Cuando se comparan con las horas normales de trabajo, las horas habitualmente trabajadas incluyen todas las horas extraordinarias habituales. Todo el tiempo no trabajado de manera habitual queda por ende excluido.


Fuentes

En general, las estadísticas de horas de trabajo se obtienen principalmente de dos fuentes, las encuestas de establecimientos y las encuestas de hogares. Otras fuentes son las estimaciones oficiales o registros administrativos de la seguridad social. La información sobre la fuente se presenta en forma de código en paréntesis a la par del nombre del país. Los códigos de las distintas fuentes se explican en la página XVI.

La primera fuente proviene de nóminas de salarios obtenidas por censos o encuestas por muestra a los establecimientos que, generalmente, también reúnen estadísticas de salarios y empleo. Estas estadísticas se refieren usualmente a las horas pagadas y en menor medida a las horas efectivamente trabajadas. Las estadísticas derivadas de estas encuestas o censos suelen tener una cobertura de trabajadores limitada a ciertos grupos de asalariados (por ejemplo, obreros y empleados) o que trabajan en establecimientos de cierto tamaño o solo en ciertas industrias. La falta de cobertura de trabajadores puede ser un problema importante en los países en donde la mayoría de los trabajadores trabajan en establecimientos pequeños o son independientes. Las cuestiones de cobertura se indican en notas al pié de página.

El segundo tipo de fuente se refiere a las encuestas de hogares. Las estadísticas derivadas de esta fuente se relacionan comúnmente a las horas efectivamente trabajadas y a veces a las horas habitualmente trabajadas. Pueden cubrir a toda la población ocupada, incluyendo a los trabajadores independientes. Algunas estadísticas de encuestas de la fuerza de trabajo se relacionan con las horas trabajadas en el empleo principal solamente. Este tipo de información se indica en notas al pie de página.


Cobertura de trabajadores

Las estadísticas de los Cuadros 4A y 4B se refieren a los asalariados en su conjunto, tal como se definen en la Clasificación Internacional de la Situación en el Empleo, CISE-93. Algunas series que se derivan de encuestas de hogares, se refieren a todos los ocupados y cuando se derivan de encuestas de establecimientos, a solo un subconjunto de asalariados, por ejemplo a los obreros o a los empleados. Algunos países limitan la cobertura de trabajadores aún más, incluyendo solo a los “adultos”, a los trabajadores “calificados” o a los “no calificados”, en cuyo caso se especifica en una nota al pie de página. No existe una definición internacional de obrero ni de empleado. El primer grupo generalmente se refiere a los asalariados manuales o de la producción y el segundo a los trabajadores de oficina.


Unidades de tiempo

Las series generalmente muestran el número promedio de horas de trabajo por semana, pero en algunos casos se muestran las horas por día o por mes. Esto se indica en notas al pie de página.


Cálculo de promedios

Para las estadísticas derivadas de encuestas de establecimientos, las horas promedio efectivamente trabajadas o pagadas por semana o por mes se calculan generalmente dividiendo el total de las horas (pagadas o trabajadas) por el promedio de trabajadores en la nómina de salarios durante el mismo período. Las horas (pagadas o trabajadas) promedio por día se calculan generalmente dividiendo el total de las horas durante el mes o quincena por el total de días efectivamente trabajados o pagados durante el mismo período.

En las encuestas de hogares el promedio de las horas efectivamente trabajadas se derivan generalmente dividiendo las horas efectivamente trabajadas por el número total de personas ocupadas (o asalariadas) durante el mismo período, usualmente una semana de referencia. En estos cálculos, las personas ausentes del trabajo durante toda la semana de referencia deberían incluirse. Algunas series las excluyen para reflejar mejor una semana “típica” de trabajo, en cuyo caso se indica en una nota.

Estos cálculos pueden basarse en una sola observación en el año (cuando la encuesta se efectúa una vez por año), en un conjunto de observaciones (en encuestas mensuales o trimestrales) o en observaciones continuas (esto es, en encuestas que cubren todas las semanas del año). Mientras más puntos en el tiempo incluya el cálculo del promedio, menor será el efecto de las fluctuaciones estacionales y las variaciones en la actividad sindical así como de las ausencias debidas a las vacaciones o la enfermedad.


Cuestiones de comparabilidad

Al comparar las estadísticas sobre horas de trabajo cabe tener presente que varían en función del método utilizado para calcular el promedio, el número de observaciones utilizadas para su cálculo, y las prácticas laborales relativas al número normal de días de trabajo por semana, de disposiciones reglamentarias y costumbres relativas al trabajo durante el fin de semana y de las horas extraordinarias, la amplitud de las ausencias del trabajo, etc. También estarán afectadas por la cobertura de industrias y empleos. Las estadísticas que excluyen trabajadores en la agricultura, donde las horas de trabajo varían según las estaciones, no serán comparables con las estadísticas que los incluyen. De igual manera, las estadísticas que se refieren al empleo principal solamente serán inferiores a las que cubren todos los empleos3.


Cuadro 4A - Horas de trabajo, por actividad económica

Las series de este cuadro se refieren al promedio de las horas de trabajo según los grupos más generales de la actividad económica de la Clasificación Industrial Internacional Uniforme de todas las actividades económicas, CIIU. Se utilizan dos versiones de la CIIU, la CIIU rev. 2 y la CIIU rev 34 Las grandes divisiones (para la CIIU rev. 2) y las categorías de tabulación (para la CIIU rev. 3) se indican mediante códigos con mención de la versión utilizada; el título correspondiente a cada código figura en anexo. Las notas de pie de página indican las diferencias entre las divisiones o categorías nacionales y los grupos internacionales.


Cuadro 4B - Horas de trabajo en las industrias manufactureras

Las series que se presentan en este cuadro muestran el promedio de las horas de trabajo en las industrias manufactureras según grandes grupos (cuando se utiliza la CIIU rev. 2) o agrupaciones (CIIU rev. 3). Las notas de pie de página indican las diferencias entre las divisiones o categorías nacionales y los grupos internacionales.


Notas

1. El conjunto completo de series de horas de trabajo se encuentra en el sitio estadístico LABORSTA en http://laborsta.ilo.org.

2. Para el texto completo de la Resolución, véase OIT: Recomendaciones internacionales de actualidad en estadísticas del trabajo (Ginebra, 2000) o el sitio Web del Departamento de Estadística de la OIT www.ilo.org/public/french/bureau/stat).

3. Para más amplia información sobre las diferencias de alcance, definiciones y métodos de cálculo, etc., que utilizan las diversas series nacionales, véase OIT: Fuentes y Métodos: Estadísticas del Trabajo (anteriormente Fuentes y Métodos Estadísticos), vol.2: «Empleo, salarios, horas de trabajo y costo de la mano de obra (encuestas de establecimientos)», segunda edición (Ginebra, 1995); vol.3: «Población económicamente activa, empleo, desempleo y horas de trabajo (encuestas de hogares)», segunda edición (Ginebra, 1992), publicado como Documento de trabajo; vol.4: «Empleo, desempleo, salarios y horas de trabajo (registros administrativos y fuentes conexas)» (Ginebra, 1989). Todas estas publicaciones se pueden consultar en nuestra base de datos en línea en http://laborsta.ilo.org.

4. Estas clasificaciones se encuentran en el sitio web de la División Estadística de las Naciones Unidas en http://unstats.un.org/unsd/class/default.htm.